Mudanzas y estrés

Realizar una mudanza es una de las situaciones más estresantes a las que nos solemos enfrentar, una o más veces, a lo largo de nuestras vidas.

No se trata sólo de toda la problemática que supone la organización de la mudanza en sí, (hay muchas cosas que mover y controlar); también abandonamos el que ha sido nuestro espacio vital durante, presumiblemente, mucho tiempo para empezar de nuevo en un sitio distinto. En palabras de Mercedes, redactora en psicoblog.com, “Desmontar el que ha sido nuestro hogar durante mucho tiempo, aunque sea de forma voluntaria y volver a crear otro es una situación vitalmente complicada”.

En Servimudanzas somos conscientes de todo esto; por eso ponemos todo de nuestra parte para minimizar, en la medida de lo posible, todas las molestias e inconvenientes que genera un cambio de domicilio. ¿Cómo lo hacemos? Muy sencillo. Nos implicamos al máximo en todo el proceso de la mudanza, planificando cuidadosamente cada detalle y poniendo todo nuestro “saber hacer” a su disposición. Lo explico en detalle a continuación:

Nuestra labor comienza mucho antes de la fecha de la mudanza; concretamente, empieza en el momento en que el cliente contacta con nosotros.

-Lo primero que hacemos es concertar, siempre y cuando sea posible, una visita al domicilio del cliente. Aunque pueda no parecerlo, esta visita es muy importante para poder evaluar eficazmente las necesidades concretas del cliente, y de este modo evitar imprevistos. Por ejemplo, en la visita comercial veremos el volumen exacto de cosas a trasladar. Así, en el momento de realizar la reserva de la mudanza sabremos exactamente qué vehículo o vehículos necesitaremos para la mudanza, y los reservaremos para ese cliente en la fecha que los necesite.

También comprobaremos los accesos al edificio y las zonas de parking, para evitar problemas el día de la mudanza.

Veremos los muebles a transportar, verificando si caben bien por los accesos, o si por el contrario es necesario usar un elevador. También comprobaremos si deben desmontarse los muebles, en cuyo caso asistirá a su mudanza un montador profesional. Es importante mencionar que cuando se requiere el servicio de montaje y desmontaje de muebles, este lo realiza la misma persona; es decir, el operario que desmonta los muebles en el domicilio de origen es el mismo que los monta en destino. Es la mejor manera de asegurarse de que no haya problemas al volver a montar los muebles.

si es necesario solicitar algún permiso especial, también nos ocupamos de ello, para evitarle las molestias de hacerlo usted mismo/a.

Obviamente, siempre pueden surgir imprevistos. Un accidente de circulación que impide acceder a la zona con normalidad, un ascensor que deja de funcionar en el peor momento,… Pueden suceder mil y una cosas, y de echo suceden. En estos casos, por ejemplo, es donde Servimudanzas marca la diferencia con otras empresas del sector, involucrándose en el problema y buscando soluciones.

Entre la visita y la mudanza es el momento de preparar todo lo que hay que trasladar, embalando y protegiendo adecuadamente todas sus cosas. A menos que usted nos indique lo contrario, nosotros nos encargaremos de todo, usando materiales específicos de primera calidad, para ofrecer la máxima protección y seguridad. Por poner un ejemplo, envolveremos su vajilla y objetos delicados con papel de burbujas, individualmente, plato por plato y vaso por vaso. Disponemos de cajas-armario, específicas para llevar ropa en las mejores condiciones. Ponemos especial cuidado en los objetos delicados y/o valiosos, llegando incluso a fabricar cajas especiales de protección, a medida, cuando las cosas a transportar lo requieren.

El día de la mudanza nos personamos en su domicilio a la hora pactada, cargamos todos sus enseres y mobiliario y salimos hacia destino. Una vez ahí, descargamos todo y se lo dejamos posicionado donde nos indique.

Todas las mudanzas incluyen un seguro de hasta 18.000 euros que cubre cualquier eventualidad. No lo necesitará, pues nuestros operarios realizan su trabajo rápida y eficazmente, pero con sumo cuidado. Pero en el improbable caso de que algo saliera mal y se rompiera alguna cosa, estaría usted cubierto.

Si le quedan dudas con respecto a su mudanza, puede usted contactar con nosotros por teléfono, al 93.528.33.30, enviarnos un correo electrónico a comercial@servimudanzas.com o usar el formulario de contacto.