Si va a realizar una mudanza es conveniente que conozca los diferentes tipos que hay, en función del ámbito geográfico donde se lleven a cabo, y de la urgencia de la misma. Sabiendo esto, estará mejor preparado para realizar la búsqueda de su mudanza con efectividad, evitando así en la medida de lo posible el estrés que estas generan.

tipos de mudanzas

En función de la urgencia, encontramos dos tipos de mudanzas:

 

Mudanza Exclusiva:

          En esta modalidad se fleta uno o varios vehículos exclusivamente para usted. Aunque el precio es mayor que el de un grupaje, el plazo de entrega es mucho menor.

Grupaje:

          Como su propio nombre indica, esta modalidad agrupa varias mudanzas en un solo viaje, lo cual resulta en un ahorro considerable. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, por lo general, en los grupajes no se asegura una fecha de entrega, pues hay que esperar a reunir varios envíos con el mismo destino. Esta modalidad suele ofrecerse en las Mudanzas Nacionales e Internacionales.

cajas en almacen

En función de la distancia entre origen y destino, encontramos 4 tipos de mudanzas:

 

-Mudanzas locales:

         Es el tipo de mudanza más sencilla de llevar a cabo, por el echo de que se realizan dentro de la misma población. Muchas veces caemos en la tentación de realizar la mudanza por nuestra cuenta. Aun siendo, como hemos dicho, las más sencillas, en una mudanza hay muchas cosas a tener en cuenta y por eso lo mejor es ponerse en manos de profesionales. Te evitarás quebraderos de cabeza y algún que otro disgusto.

– Mudanzas regionales:

             Son las que, efectuándose en la misma región, tienen el origen y el destino en poblaciones distintas. Son parecidas a las mudanzas locales pero algo más complicadas y lentas, a causa de la mayor distancia entre viviendas.

Mudanzas nacionales:

                 Las que se realizan entre distintas provincias del mismo país. No todas las empresas están preparadas para hacer mudanzas nacionales, pues estas requieren un alto nivel de especialización. Cada ayuntamiento tiene su propia normativa, y las exigencias varían de un lugar a otro, así como los permisos a solicitar.

– Mudanzas internacionales:

                  Sin duda las mudanzas más complicadas son las internacionales, pues aparte de todas las cosas a tener en cuenta comunes a todas las mudanzas, se añade la dificultad de trabajar en un país extranjero, con normativas muy distintas, y de la documentación adicional necesaria.

Abrir chat
Hola ¿Necesitas ayuda?